Da Vinci

El estreno de la película de El Código Da Vinci alarga la estela que ya va para tres años del éxito literario de Dam Brown, y llena de debate y polémica, a favor y en contra, los espacios públicos y privados en estos días.

Si somos capaces de separar el grano de la paja, y eliminar la calculada y millonaria promoción que se esconde detrás del escándalo, lo realmente interesante es comprobar cómo se siguen ofreciendo explicaciones para el no desde las filas más conservadoras, bajo la solemne y antigua excusa de que otros argumentos más o menos heterodoxos no hacen sino confundir al pueblo, dando por supuesto que la mayoría es incapaz del más elemental ejercicio de análisis y reflexión objetiva sobre los hechos.

No quiero entrar en el fondo de la cuestión que el libro y su película plantean, sólo me da qué pensar que para algunos siga resultando peligrosa la simple visión de la historia y de la religión desde otros puntos de vista. Y nuestro país, que ha sido históricamente intolerante con la diferencia religiosa, es un claro ejemplo de que hay demasiada gente que sigue predicando que sólo existe el pensamiento único e intocable y que más allá no existen otras interpretaciones.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario