De locos

No sólo sufren alguna de las más duras enfermedades, no sólo están solos en la vida, careciendo de familia y amistades que los acompañen, no sólo son rechazados, temidos y marginados, no sólo son pobres de solemnidad, como se decía antes, es que además viven en la calle, sufren el frío, el calor, la lluvia, la falta de cobijo, y las agresiones de algún que otro cafre. No entiendo muy bien como las personas con enfermedad mental están tan “dejadas de la mano de Dios”. Escuché en la radio a un representante de Cáritas decir que calculaban que el cuarenta por ciento de las personas que atendían en el Centro para Personas Sin Hogar de Huelva tenía algún trastorno psíquico, que la mayoría de ellos no tenía siquiera un diagnóstico actualizado, ni, por supuesto, un seguimiento y un tratamiento médico adecuado. Los solemos ver pasear por la calle Concepción, por el Parque de las Palomas, …, pero sólo nos llaman la atención cuando terminan agradiendo alguien, cuando “montan el pollo” en medio de la calle, … Entonces los enviámos a una institución tan preparada para atenderlos que ni siquiera tiene un psiquiatra, que responde a los brotes psicóticos con celdas de aislamiento, con porras reglamentarias y con medicación al peso. Los partidos políticos están preparando sus propagandas electorales para las próximas elecciones municipales, ¿se acordarán esta vez de ellos? Permítanme que lo dude, no creo que tengan tanta cordura.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario