Deliberación democrática

Ahora que andamos enfrascados en el preocupante tema de la violencia en los centros escolares, con los profesores haciendo manifestaciones en defensa del legítimo derecho a ser respetados como personas y como docentes, vienen a mi memoria más de un incidente producido en nuestra provincia. Creo que aún estamos en el penúltimo escalón porque seguimos en una dinámica de protesta y de defensa de la educación como servicio público al servicio de la sociedad. Pero también es cierto que de la protesta a la defensa de los propios intereses hay una corta pendiente, y algunos están más interesados en buscar un nuevo filón de debate que en plantear soluciones.
Seguro que en la calle y las tertulias de los medios de comunicación habremos oído opiniones al respecto; de todo lo manifestado estoy de acuerdo en que lo no aprendan nuestros jóvenes en casa, dudo mucho que lo lleguen a hacer en su centro educativo, pero disiento de esos otros que, por reacción o por convicción, empiezan a desplazarse al lado opuesto y defienden un papel meramente instructor, como eficaces dispensadores de saber. Espero que no perdamos la oportunidad de realizar una verdadera deliberación democrática sobre este tema, que vaya más allá de la queja y el debate. Porque lo que no podamos evitar entre la famila y la escuela, acabará en manos de la policía y los jueces.

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario