Demócratas

Imaginen que algún artista de Avilés dice que no viene a Huelva hasta que no dejemos de votar a Rodri, o que algún catalán hace lo propio mientras sigamos empeñados en elegir como presidente a nuestro Chaves. Lo veríamos como un intrusimo inadmisible y nos empeñaríamos en votar a nuestro alcalde, aunque antes no lo hubiéramos hecho. Estos días he escuchado que Aznar es un impresentable, pero es nuestro impresentable, y que no consentimos que nadie de fuera lo critique, porque se votó democraticamente. Sin embargo, nos atrevemos a tener esa actitud con los pueblos del Sur porque debemos entender que -pobrecitos- no tienen capacidad de raciocinio suficiente para elegir de la misma democrática manera a sus líderes. Deben estar un poco hartos de nuestra prepotencia y nuestra poca capacidad de recordar un pasado, a veces muy reciente, y para ver que, efectivamente, las empresas con capital español sí que tienen, demasiadas veces, comportamientos mafiosos. Para verlo no hace falta irse a Venezuela. Basta ver las prácticas de esas empresas en nuestro propio territorio, donde, se supone existen todas las garantías para que estas no existan.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario