Derecho de jornalero

Ya sabemos que los onubenses y andaluces son muy solidarios. Sí sí, lo son, porque dan mucho trabajo a cientos y miles de inmigrantes que vienen a la recolección en nuestras empresas. Pero, ¿qué se les ofrece a estas personas? Y, lo que es más importante: ¿Cómo se tratan a estas personas? Así, sin más, me gustaría que se pensase cómo nos pondríamos si, a unos vecinos, hijos o familiares nuestros se les facilitase todo tipo de ventajas para trabajar en un país como el nuestro, y a la misma vez, se les negase algo tan simple como un medio de transporte para adquirir los alimentos. En Moguer, Mazagón, Palos y otros muchos lugares y carreteras del entorno no es raro encontrar una gran masa de personas, todas ellas extranjeras, haciendo auto-stop en un cruce de mala muerte, esperando que algún alma caritativa los recoga y los deje cerca de la finca en la que trabajan.

Con la cantidad de dinero que mueven estos empresarios y asociciones cooperativas, e incluso, con el flaco favor que se hace a la administración de trabajar en algo donde no se encuentra mano de obra como no sea de este tipo, ¿cómo es posible que estos trabajadores tenga que andar una o dos horas para llegar a una localidad para comprar? ¿Cómo no se organizan viajes semanales para estas personas y se les ayuda a disfrutar de ese poco ocio semanal del que disponen acortando sus esfuerzos y caminatas? ¿Cómo no se les socorre cuando son las “tantas” de la noche y todavia no les ha recogido ningún coche? Sin lugar a dudas, si fueran nuestros padres, nuestros vecinos, nuestros amigos, nuestros hijos, los que tuvieran que sufrir esto, estoy seguro que no se permitiría. o quizá, todo se resume en que si tuvieran un pasaporte que pusiera “español” seguro que nada de esto sucedería. Son personas, no extranjeros.

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario