(Des)aprender la política

CUANDO Susana Díaz se embarcó en esto de ser presidenta de la Junta de Andalucía dijo a los suyos, nada timorata, que era hora de emprender en Andalucía una oleada de cambios. Sin embargo, hasta ahora, más que el cambio prometido llama la atención sus frecuentes reuniones con la crème de la crème de las finanzas y la política nacional. Es curioso cómo busca dinero acercándose a César Alierta, Isidre Fainé o a Botín; nada menos que 500 millones nos dejará a crédito éste último. Y también es (…)CUANDO Susana Díaz se embarcó en esto de ser presidenta de la Junta de Andalucía dijo a los suyos, nada timorata, que era hora de emprender en Andalucía una oleada de cambios. Sin embargo, hasta ahora, más que el cambio prometido llama la atención sus frecuentes reuniones con la crème de la crème de las finanzas y la política nacional. Es curioso cómo busca dinero acercándose a César Alierta, Isidre Fainé o a Botín; nada menos que 500 millones nos dejará a crédito éste último. Y también es innegable el espacio público que va ganando fotografiándose con Mas o el jefe del Estado. El dibujo es más de lo mismo: juntarse con los mismos, depender de ellos y, si hay suerte, prosperar. Pero y la inspiración, ¿dónde la ha dejado?, ¿hacia dónde pretende invitar a los andaluces?, ¿qué quiere representar para los andaluces? Se me agolpan preguntas que me gustaría respondiera con franqueza.

Por la vereda azul también ha aparecido un nuevo líder, o al menos así quieren presentarlo. Es claramente un clon de Díaz para contrarrestar su tirón: alguien joven y con poca mancha, toda la vida ordenado y profesional de la política. Me sugiere también, como la presidenta, más de lo mismo. Si pudiera tomar un café con él también le preguntaría lo mismo, por la inspiración y esas cosas. Hay que buscar más a la izquierda para encontrar algo de frescura, algo más de inspiración y de diversidad, aunque por desgracia ahí todavía falta unión y sobran muchos egos. Quizás me retrato con mis apreciaciones, esto es opinión, pero la búsqueda de la inspiración es un anhelo legítimo.

Entre el funesto sistema electoral que tenemos, que sólo recompensa a los dos partidos mayoritarios, y la coreada normalidad democrática, se nos ha llenado el gallinero de representantes ciudadanos sin chispa, maniatados por estructuras que sólo buscan el poder desde los antagonismos. La ciudadanía no sabe adónde va porque ningún mandatario nos dice dónde quiere ir y, por desgracia, allí donde las propuestas son simples aumentan los incondicionales, como por ejemplo con las causas soberanistas o los discursos xenófobos.

Es tiempo de revolver esto de la política, de desaprenderla, para poder tener un plan propio. Hay que enterrar las formas de elección que preserven partidos con estructuras sectarias. Hay que ensayar nuevas formas de organización, abiertas a los movimientos ciudadanos y alejadas de la monocultura del voto. Y, sobre todo, hay que privilegiar la inspiración.

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario