Desigualdad, Debate y Esperanza

Hoy comienza en el Congreso de los Diputados el Debate sobre el Estado de la Nación. Las palabras clave que deseamos escuchar estos dos días son precariedad laboral, desempleo, infrasalarios, emigración forzosa, poder adquisitivo, derechos sociales, Educación y Sanidad pública o regeneración, entre otras. Me temo que al final sólo asistiremos a un delirio interesado sobre reproches entre los partidos mayoritarios (¡ojalá me equivoque!) y que la política quede sólo representada por algunas fuerzas minoritarias. Reitero: ¡Ojalá me equivoque!

La situación de la nación es desesperada, las situación de los españoles es desesperada. Miedo y desesperación nos inundan, una creciente desigualdad nos condena. Pero para salir de ésta necesitamos política, así que hay que buscarla.

Un motivo para el optimismo es comprobar cómo poco a poco hay un debate que se va introduciendo en el Congreso. Es el que se celebra desde hace más de dos años en las calles de nuestras ciudades, en fechas que pasarán a la historia como 15-M, 12-M, 29-M, 25-S, etc. Y ahí, en ese nuevo escenario político, aparecen soluciones reales: la primera victoria ha sido la entrada con fuerza de propuestas para acabar con los desahucios. Un ejemplo de esa otra política es el “Debate sobre el estado de la corrupción” promovido en paralelo por el movimiento 25-S en la madrileña Puerta del Sol, donde además de repudiar las medidas del Gobierno para combatir la crisis, se busca escuchar la voz de los ciudadanos. Ya veremos cuál tiene más altura.

Otro motivo para la esperanza es comprobar cómo sindicatos, organizaciones ciudadanas y partidos políticos empiezan a encontrarse para coordinar luchas. Sólo este sábado más de 200 colectivos promueven y participarán en la manifestación de las mareas, convocada a nivel nacional. Y el próximo 28 se espera otro tanto en la planteada para defender nuestra autonomía. Unidad de acción, tan deseada en las organizaciones de izquierda durante años, que empieza a ser una realidad tras demasiadas e infructuosas manifestaciones sectoriales.

Así que es tiempo de debate, y de política, y de unidad. La principal consecuencia de estos años de crisis es el estado de desigualdad que se está construyendo, y el Debate debe servir para frenarlo. Es tiempo de esperanza, basada en el activismo ciudadano y en sus frutos, pero en el que todos debemos participar. Y es tiempo de unidad, como mejor estrategia para mirar al futuro y repensar nuestro modelo de país.

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

1 Response

  1. juliocefercontacto@gmail.com' debatepopular dice:

    Me sorprenden las encuestas del [debate->http://www.debatepopular.blogspot.com] que muestran en primer lugar segun encuestas del centro sociologico de investigaciones a Lara de la Izquierda plural y en segundo termino a Rajoy.

Deja un comentario