Desplazarnos con cordura

Ya hemos dicho desde esta columna que la crisis puede resultar muy pedagógica: ajustemos nuestro nivel de vida, nuestros hábitos, el modelo de sociedad. Era insostenible. Por ejemplo, nuestras formas de desplazamiento, de transporte: la mayor parte de los vehículos que circulan por Huelva llevan un solo ocupante. Absurdo desplazar un tonelada de metal para ir de una esquina a otra. Esta forma de usar el coche es demencial, e incompatible con el futuro ambiental. Este argumento no nos convenció: a ver si el económico, la necesidad de recortar gastos, de ahorrar por aquí y por allá nos hace descubrir el transporte público, la bicicleta, al menos la moto. Y en desplazamientos cortos, en esta ciudad tan manejable, incluso andando se puede ir. Una ciudad peatonal: menos prisas, menos ruido, menos humos… Hacen falta políticas municipales, carril bici, un buen servicio de autobuses. Pero hace falta, sobre todo, un cambio de comportamientos.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario