Dialéctica asfáltica

La noticia que escuché ayer tarde ha sacado lo peor de mí. El Ministro de Fomento acaba de asegurar que las autopistas de peaje madrileñas en situación de quiebra van a ser recompradas por el Estado, y encima  las concesionarias de las mismas podrían percibir más de 5.500 millones de Euros en concepto de responsabilidad patrimonial. Suena a broma y suena, sobre todo, a socializar las pérdidas  de “los amigos”. En la misma dirección y sin aprender nada la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cifuentes, avisa que ella sigue creyendo en la necesidad de nuevas radiales para la Comunidad de Madrid, pues eso, a gastar.  Y para seguir hilando el artículo recurro a otra noticia de ayer mismo, en la que se anunciaba que las administraciones catalanas proveerán de un bono especial de transporte público cuando haya avisos de eventos atmosféricos en Barcelona, a la baja, claro, porque el coche es el que fastidia esto del medio ambiente. Las tres informaciones vienen de distintas administraciones, pero reflejan la falta de un criterio homogéneo en España para enfrentar el problema del coche, el problema de las infraestructuras, el enorme problema de la ciudad. Y entre que encontramos criterios homogéneos, en ese totum revolutum, salen ganando todos los cazadores de fortuna que tanto proliferan en nuestro país y sigue empobreciéndose el ciudadano.

Para más inri todos los representantes políticos que han anunciado las medidas mencionadas hacen hincapié en que las “inversiones” no recaerán en el bolsillo de los ciudadanos, vamos, que esto es gratis. Es una manera estúpida de convencernos de la benevolencia de las propuestas, ya que evidentemente el dinero con el que cuenta el Estado sale de nuestros bolsillos, y los rescates, las medidas antipolución, la devolución de carreteras, etc. siempre serán sufragadas alícuotamente por todos los ciudadanitos.

Necesitamos pisar el freno de una vez. Lo que parecía evidente tras el desastroso colapso del ladrillo en el quinquenio pasado, repensar el modelo de ciudad que debe proyectarse en España, no ha ocurrido. Si no hacemos un ejercicio compartido de responsabilidad y honestidad, sólo podremos improvisar Estaciones de Ferrocarril virtuales y alejadas de las de autobuses, rompiendo de paso la tendencia multimodal que triunfa en todo el mundo, o proyectar aeropuertos imposibles. Perdón, me faltaba la puntada local.

foto-autopista-r3

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario