Disparate eléctrico

En la historia de la Central de Endesa que nunca debió existir, todo ha sido una sucesión de disparates. Disparate fue que la compañía eléctrica ejecutase unas obras sin licencia y en contra del PGOU con el torticero argumento de que no era una nueva instalación, sino una remodelación de la antigua térmica; disparate, que las sentencias judiciales hayan jugado tan manifiestamente a favor de Endesa; y un disparate tremendamente cínico, que la empresa solicitase una indemnización por haber retrasado la construcción de la central. Ahora el TSJA condena al Ayuntamiento, es decir, a todos los onubenses, al pago de 1,2 millones, y PSOE y PP se dedican a echarse culpas o a excusarse en lugar de buscar soluciones: otro disparate. Sólo los ciudadanos podemos aportar un poco de cordura: dejemos de dar beneficios a una empresa que tantos males nos ha causado, elijamos otra. Es cuestión de dignidad.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario