Doñana, 40 años

Lo que ha crecido y mejorado desde que Doñana se convirtió en Parque Natural no es sólo la superficie de espacio protegido, o las leyes medioambientales, o el esfuerzo de los científicos para preservar la biodiversidad de la zona. Lo más significativo quizás sea el tratar de implicar a la gente del Parque en el diseño de su futuro, o la labor de educación ambiental realizada con los vecinos, que ya no ven a los ecologistas como enemigos, tal como pasaba hace veinte años. Doñana es el símbolo de cómo avanzan las preocupaciones colectivas -eso lo sabemos bien en Huelva- y de cuántos retos quedan por delante. Cuando se promulgó aquella ley franquista se trataba de preservar un espacio único en Europa del desecamiento de las marismas o del nacimiento del turismo de masas. Hoy las amenazas se llaman oleoducto, gestión del agua o cambio climático. Doñana siempre nos exigirá estar en guardia.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario