Dormir al raso

Para poder juzgar con cierto rigor las políticas municipales no podemos más que mirar las ciudades vecinas y observar cuáles son las líneas por las que estas caminan. Y si nosotros miramos alrededor, sin salir de Andalucía, no paramos de ver ejemplos de lo lejos que nos hemos quedado aquí. Sólo en políticas sociales observamos gestos de los ayuntamientos de ciudades como Sevilla, Córdoba o Jaén, que, aunque no supongan la panacea de nada, aquí estamos lejos de poder intuir. Nuestro ayuntamiento no ha demostrado nunca la sensibilidad que estos días demuestran en Jaén abriendo los pabellones deportivos para las personas que se ven obligadas a dormir en la calle y que, como consecuencia de las bajas temperaturas de estos días, corren un grave peligro pernoctando al raso. Para nuestro ayuntamiento estas cuestiones son mucho menos que secundarias y las deja en manos de la buena voluntad del primero que pasa. Nuestro ayuntamiento cuelga con toda la facilidad del mundo el letrero de la falta de fondos cuando se plantean estas cuestiones, echando balones fuera. Como si no fuera competencia suya. Ya vendrá alguien que lo soluciones, pensará.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario