Dorothy

Hay personas que merecen, al menos, un recuerdo por su vida y su obra; y algunas de ellas, como Dorothy Stang encarnan mucho más, porque se identifican tanto con la suerte de otros, con los gozos y problemas de los más pobres, que tienen el mismo destino que ellos. Dorothy nació en Estados Unidos pero quiso ser brasileña. Cuando puso sus pies en Anapú, una pequeña localidad del estado de Pará, al norte, inició un trabajo de promoción educativa con las comunidades rurales. Después se dio cuenta de que la raiz última del subdesarrollo y la miseria era otra, y pasó a ser defensora de la reforma agraria y de la preservación del Amazonas. Su mayor ambición era el Proyecto de desarrollo sustentable “La Esperanza”, con el que se planteó repartir 130 mil hectáreas entre 600 familias campesinas. Su intención chocó directamente con los intereses de los terratenientes y grandes hacendados (hay fincas del tamaño de Andalucía) que explotan ilegalmente los recursos forestales de la Amazonia. Encargaron su asesinato, y pasó a engrosar las filas de los millones de pobres exterminados por intereses económicos. Desde esta pequeña ventana quiero recordar su nombre; Dorothy Stang: mujer, revolucionaria, brasileña, cristiana, monja.

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario