EDUSI

Ahora que parece que Huelva se despereza de su conciencia de transformación social, urbana y ambiental, ha sido aprobada por la Unión Europea, a través de fondos FEDER, la iniciativa EDUSI, acrónimo de: Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado, y que pretende, con una inversión de más de dieciocho millones y medio de euros, transformar lugares tan relevantes como el Conquero y el Parque Moret, y, sobre todo, invertir en diecisiete barriadas, la mayoría, con necesidades importantes de intervención social.
Aún recuerdo otras acciones, como lo que supuso el Plan Urban, a finales de los años noventa, con una inversión parecida, en el desarrollo de barriadas como Pérez Cubillas, la Hispanidad o La Navidad. Ante esta oportunidad podemos caer en el error de quedarnos sólo en lo que se ve, en la inversión urbanística, en la terminación de lo que quedó pendiente en el Parque Moret, como el anfiteatro, en recuperar los miradores del Conquero que están comidos por el óxido, pero, desengañémonos, la inversión más “productiva” es siempre la que se realiza con los habitantes de esos barrios, de toda la ciudad de Huelva podríamos decir, tan necesitada de recursos y servicios. 
Recuerdo que las primeras casas de realojo del Hotel Suárez (paradigma de la marginalidad y la infravivienda) costaron en su día casi cien mil euros cada una, una cifra descomunal para la época, por lo difícil de intervenir en terreno marismeño. Sin embargo, la inversión social fue paupérrima en comparación, tan sólo sostenida por el desvelo vocacional del grupo de trabajadores municipales de los recordados “Módulos” de Marismas del Odiel, del presidente de la asociación de vecinos y de la parroquia, siempre presente. Lo que pasó es que las casas poco a poco se fueron deteriorando, traspasando de forma irregular, el autobús urbano dejó de entrar y la parada de taxis desapareció. Ni siquiera alumbrado de Navidad. Todo quedó como antes, salvo que ahora, gracias a la transformación, ya no había inundaciones.
Invertir en lo que no se ve puede que sea políticamente menos atractivo que cortar cintas y enseñar aceras y parques, pero es la única manera de que esta ciudad salga de su oscuridad: cultura, educación, participación, transporte, servicios, es la base para hacer que se pueda vivir de otra manera, la que todos nos merecemos. 

 

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario