Ejemplo francés

Apenas cerrados los colegios electorales, con una participación del 85%, aparecía Segolene Royal en público para reconocer su derrota y felicitar a su oponente Nicolas Sarkozy como nuevo presidente francés. Al poco era éste el que recogía el testigo y alababa las virtudes de la socialista proponiendo sumara esfuerzos como brillante generadora de ideas para el país. A pesar de que estas palabras se puedan interpretar como meras poses de imagen, me llaman poderosamente la atención cuando las llevamos al terreno de la clase política española.

En España, será porque aun sólo somos “joven democracia”, estamos a años luz de semejante elegancia. Si lo llevamos a nuestra realidad municipal, la legislatura que acaba de finalizar se ha caracterizado por la amenaza permanente de la oposición mayoritaria con sentar al alcalde en el banquillo de los acusados, y en la negativa por parte del equipo de gobierno a aprobar cualquier iniciativa del contrincante sólo por el hecho de serlo. Ante semejante panorama la abstención es cada vez mayor, porque los ciudadanos no se sienten representados. Obliguemos a nuestros políticos, ahora que tanto se esfuerzan por parecer cercanos, a ser capaces de saber sumar las cualidades de todos, para que así todos salgamos beneficiados.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario