El corazón de Riotinto

Qué poco conocemos la historia de Huelva, me decía un amigo hablando de la película de Antonio Cuadri. Y seguramente sea ése, sin proponérselo, el valor más duradero de El corazón de la tierra. Más allá del glamour y de la alfombra roja en el estreno, más allá de los aplausos a los actores, y a los vecinos de Riotinto que hicieron de extras y se reconocían en los planos como en un espejo al trasluz de los años; más allá de la poderosa belleza de las imágenes, que seguro atraerá desde ahora a muchos turistas a este paisaje lunar; incluso más allá del aliento épico del filme, de su carga de denuncia, del sentido homenaje a quienes se la jugaron en aquel triste episodio del “Año de los tiros”… Por encima de otros méritos, si algo debemos agradecerle los onubenses a esta película es que nos devuelve parte de nuestra propia historia, parte de lo que somos. De las muchas veces que he ido a Riotinto, la que recuerdo con mayor nitidez fue aquella en que volví después de leer la novela de Cobos Wilkins: todo cuanto veía me permitía reconocer el pasado de mi tierra, apropiarme de él como si lo rescatara tras un largo olvido o quién sabe si secuestro. Vayan ustedes a ver la película, y guarden parte de la emoción para colocar en su sitio el corazón de nuestra historia.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario