El escaparate

La semana pasada, con ocasión de unas jornadas formativas para el comercio en Huelva, nos indicaba un experto en escaparatismo la importancia del espacio vacío para transmitir sensación de orden. No se trata de colocar muchas cosas -decía-, ni que todas ellas se encuentren dispuestas cartesianamente, o alineadas siguiendo un determinado patrón; lo que da orden, al fin y al cabo, no es lo que se muestras sino el espacio vacío entre los objetos.
Me da la impresión que este hecho se podría extrapolar a otras dimensiones, desde lo personal a lo social. Precisamente hoy que hemos alcanzado la cifra mítica de 100 millones de sitios web en Internet seguimos preocupados por el nivel de nuestros escolares; y, a pesar de tanta campañas de información y sensibilización se mantienen cifras preocupantes de irresponsabilidad en temas tan variados como las drogas, los embarazos de adolescentes o los accidentes de tráfico; todo ello por no hablar de la intolerancia o los fundamentalismos de todo tipo. Si hay información y medios, puede que tengamos demasiado lleno el escaparate y que falten espacios vacíos para el análisis profundo, la reflexión, la meditación o incluso la contemplación de la propia existencia. Y si no nos atrevemos con el escaparate, ¿quién ordenará la trastienda?.

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario