El Festival

Andan las calles de Huelva con carteles que informan de que un año más Latinoamérica se hace presente a través de su cine en nuestra ciudad. El hermanamiento vuelve a realizarse entre ambas orillas del Atlántico. Lástima que en las calles apenas se note. Uno echa de menos aquella época en que la ciudad entera se echaba a la calle para vivir en plenitud este acontecimiento cultural, esos años en los que ciudadanía y gente del cine se fundían en un abrazo cotidiano. Huelva se quedó sin cines y ahora todo se centra en esas salas minúsculas, escondidas dentro de un gran centro comercial, alejado del centro y de los lugares en los que la calle se hace vida. Ahora hay que ir expresamente al cine, antes el cine nos visitaba y nos invitaba a adentrarnos en esas historias mínimas que nos mostraban una realidad maltratada y hermana. Aún así, es un buen momento para, a través del cine, volver a las raíces de esa Patria Grande que es Latinoamérica, heredera cultural y mestiza, y acercarse a su nueva realidad esperanzadora que se abre paso con fuerzas renovadas. Un buen momento para vivir la solidaridad, aunque sea una solidaridad de película.

The following two tabs change content below.

Dimas Haba

Latest posts by Dimas Haba (see all)

You may also like...

Deja un comentario