El fin de "la calle de las putas"

En marzo de 2008 fue demolida en Huelva la última casa de citas de la calle Gran Capitán, la zona más tradicional y conocida de la prostitución en la ciudad.
Lo que no logró la administración o la moralidad más integrista, lo pudo la especulación inmobiliaria. La calle Gran Capitán, absorbida ya por el centro urbano, no será más “la calle de las putas”.

Nadie preguntó qué había sido de las mujeres que allí ejercían su oficio y tenían su vida. E panorama de la prostitución ha cambiado mucho en poco tiempo, pero la hipocresía sigue siendo la misma: lo que importa es que las prostitutas no estorben, no se vean, cansadas y maltrechas, a plena luz del día. Mejor que ejerzan en lugares discretos y algo más limpios, en pisos o sex-shops, o al abrigo de la noche en la avenida de las Palmeras. Mejor que se publiciten en los periódicos y no molesten a los funcionarios decentes que toman café en la zona de Zafra.

Hemos conseguido cambiar de sitio el problema, volver invisibles a estas mujeres. Mujeres como Loli, que con su voz rota y castigada cuenta cómo ha cambiado su vida, y cómo trata de encontrar un sentido, aunque sea mínimo, a lo que hace…

The following two tabs change content below.

Señales de humo

El equipo del programa de radio

Latest posts by Señales de humo (see all)

Señales de humo

El equipo del programa de radio

You may also like...

Deja un comentario