El heroísmo, el fútbol, Cristina y el mobbing

La Eurocopa nos lleva a reflexionar sobre el concepto de héroe, para descubrir que, en nuestra opinión, no lo son los que socialmente son aceptados como tales y, en cambio, lo son personas corrientes con las que nos cruzamos en la panadería y en el autobús.Hola a todos.

Ayer hubo fútbol. Quisieras o no, te enterabas incluso del resultado. España ha llegado a la final de la Eurocopa. De este campeonato quiero resaltar la consideración de héroe que se hace de determinados jugadores de la selección española: Casillas, Villa,…

En la [wikipedia->http://www.wikipedia.org/] se dice que ‘comúnmente el [?héroe] posee habilidades sobrehumanas o rasgos de personalidad idealizados que le permiten llevar a cabo hazañas extraordinarias y beneficiosas («actos heroicos») por las que se hace famoso’.

Hazañas extraordinarias: Hércules, Beowulf, Tirant lo Blanch, Lawrence de Arabia, Spiderman, Superman, Harry Potter… Difícilmente lo que hacen Villa o Casillas se puede comparar con las gestas de los personajes (reales o de ficción) mencionados. Más que nada, porque sus vidas no se ajustan a los doce estadios del [?viaje del héroe] establecidos por J. Campbell.

Tampoco veo yo especial beneficio para la Comunidad en lo de meter o parar goles. Ni que a los jugadores de fútbol les de por compartir ‘el elixir’ (el fruto de la aventura, la última etapa para Campbell) con el resto de los mortales. De hecho no conozco gente mejora pagada.

Así que de héroes, los jugadores de fútbol tienen lo justito.

Si queremos hablar de héroes, os voy a proponer una heroína. Se llama Cristina. De las señoras y señoritas no se dice la edad, pero sí que está casada con Javi y que tienen una niña preciosa, Ruth. Cuando dicen que la familia es una pequeña Iglesia doméstica, podían poner su foto para ilustrar el concepto. Cristina y Javi son militantes del Equipo Parroquial de Pastoral Obrera de Villaverde-Usera (el mío).

Cristina trabaja en una empresa de diseño gráfico, pequeña de ocho trabajadores. El encargado viene a ser algo así como un Torrente de las artes gráficas. A modo de ejemplo, a un empleado cubano le dijo que le iba a pegar una patada en el culo que lo iba a mandar a la casa de Fidel Castro. Según su jefe, Cristina no hace nada y lo poco que hace lo hace mal. Cosa curiosa, porque lleva más de 20 años en el mismo puesto. Un día a su jefe se le cruzó un cable y despidió a Cristina. Improcedente y reincorporación al puesto de trabajo fue la sentencia. Así que Cristina, lejos de amilanarse, cargada de razón ratificada por la sentencia, volvió a su puesto de trabajo. Todos los días le toca aguantar las bravatas de su jefe (eso se parece al acoso moral, mobbing). Pero, con paciencia franciscana, con un temple raro de encontrar, ella no se da por aludida y sigue con su labor.

Dios, en su infinita sabiduría, hizo que a su empresa fuera a caer Juanma, antiguo liberado de la JOC. Al menos ahora Cristina no está sola.

Puestos a elegir entre Casillas, Villa y Cristina, para heroína Cristina.

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario