El regalo útil

Los regalos son, junto con la elección y preparación de las comidas y los inoportunos conflictos familiares, uno de los problemas estrella de la Navidad. Y es que cada vez más nos encontramos con la difícil tarea de buscar aquello que trasmita a una persona querida precisamente eso, que la queremos. Y como España está que se sale y tenemos de todo (fíjense que los pisos ya no sólo lo venden con plaza de garage, sino también con trastero incluido) la cosa es más complicada cada año. Al final terminamos angustiados, con la cabeza y los pies hechos polvo, dentro de esa marea humana en que se convierten las tiendas llevándonos otra cosa más absurda que sabemos nunca llegará a estrenarse. Da igual que lo queremos hacer original, de moda o lujoso, cuesta trabajo acertar, piénsenlo.

Yo, en los últimos años me dedico a pedirle a los Reyes Magos (me niego a nombrar siquiera a ese impostor venido del mundo anglosajón que desaparece el día 26) cosas útiles, pero útiles útiles, de las que se compran en Aquilino o en Goya, y a mí la verdad es que me hacen ilusión, además de venirme muy bien para mi vida cotidiana. Lo considero una forma de protesta activa ante semejante despilfarro.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario