El shiringuito II

Jennifer, la inglesa, se sentó con Erika, su perra, en la misma y más apartada mesa del local. Jennifer trataba a su perra como a una hija, mostrando una enorme soledad en cada caricia. Y hasta aquella misma y más apartada mesa, se acercó sonriente un joven africano ofreciendo gafas de sol a buen precio. Pero Jennifer, que había vestido a Erika para la ocasión con camiseta de rayas rosas y cinta en la cabeza, no pudo evitar tratar con indiferencia al malí. Y ella, que al igual que el joven malí había decidido vivir en Andalucía, que desde que la liberó de una jaula de cristal sólo alternaba con su perra, y que dos veces por semana tomaba té con otras dos jubiladas de su tierra, perdió la oportunidad de observar todo lo que aquel joven encerraba, sólo miró lo que les separaba. Y es que en definitiva, él tenía demasiada vida por estrenar, y ella, sin embargo, ya no tenía vida para gastar.

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario