El shiringuito IV

Hace unos años verse así le hubiera dado miedo. Hace unos años hubiera suscrito el discurso de aquel politicucho que hablaba a la gente “normal”, como ella se había considerado siempre: porque anormal era ver un negro en su pueblo, una pareja de lesbianas besándose por la calle, una inglesa a la que el color de su piel permitía ocultar que acababa de salir de prisión, una polaca afincada en Moguer o un marroquí tomándose un refresco en aquel chiringuito. Pero ahora todo había cambiado, ella también y se sentía tranquila y feliz rodeada de tanta gente normal: siempre buscaba una ganga entre las mercancías de Seydou, sonreía a Jennifer mientras hacía unas carantoñas a su perra, pedía a Anna, la camarera polaca que se casó con su amigo Antonio, un café con hielo, mientras se sentaba cerca de la mesa de Abdel, con la esperanza de que, por fin, se diera cuenta de que estaba loca por sus huesos.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario