El sistema tomó Sol y perdió Madrid

Quisieron controlar una plaza y perdieron la ciudad, decía un compañero mientras miles de personas hacíamos rebosar la Cibeles.

Sobre las 10:30 p.m. los miles de manifestantes que llegamos por las distintas entradas a la plaza del Sol sitiada nos felicitábamos entusiasmados: es increíble –decíamos-. En menos de dos horas habíamos inundado como un tsunami incontenible la Gran Vía, la plaza de Cibeles hervía con los grupos que se iban sumando, el río desbordó la Castellana (Paseo de Recoletos) hasta Atocha, arriba de la calle no se veía el final. “El sueño se hace a mano y sin permiso”, había escrito una chica en un cartón.

Nunca estuvieron tan llenas las calles aledañas a Sol. Anoche, el sol iluminaba todo el centro de Madrid y el 15 M inventaba la manifestación centrípeta: se sale del punto de llegada, se avanza por desborde y se vuelve al centro de salida desde cualquiera de los puntos conquistados.

El gobierno declaró el estado de sitio en el centro de Madrid a las 6:30 p.m. Interrumpió la circulación, “por orden gubernamental los trenes y el metro no pararán en Sol” -decía la megafonía-. Nadie podía entrar en la plaza repleta de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, los periodistas tenían vetada la entrada, las televisiones mostraban imágenes de la plaza desierta, tomada por la policía. Bastaron dos horas para que el sitiador fuera sitiado. El movimiento activó sus comunicaciones, las redes sociales encendieron motores, las personas apagaron la tele y salieron a la calle[…->http://www.rebelion.org/noticia.php?id=133451]

[Seguir leyendo->http://www.rebelion.org/noticia.php?id=133451]

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario