Emigrar es un derecho

En la ruta entre África y las Islas Canarias han muerto o desaparecido ya unas tres mil personas. Cualquier catástrofe que arrojara esas cifras hubiera concitado la solidaridad de los gobiernos occidentales, pero esos cadáveres sólo han servido en este caso para elaborar el Plan África, que no le sirve a África, sino a los europeos: tiene más interés por controlar y rechazar las migraciones que por aportar soluciones a las necesidades del continente. Los que llegan vivos -que antes que emigrantes son personas, no se nos olvide- sufren graves vulneraciones de sus derechos. Se les trata muchas veces como a delincuentes, como una amenaza de la que hay que defenderse. El problema no son sólo las prácticas discriminatorias y xenófobas, es que además instalan en la sociedad la percepción de que los inmigrantes no son ciudadanos sino intrusos, que no tienen derecho a emigrar. La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía ha convocado hoy una serie de actos para denunciar todo esto y pedir un cambio de rumbo en las políticas migratorias. En Huelva entregarán un manifiesto al Subdelegado del Gobierno recogiendo el sentir de muchos onubenses. Que sepan nuestros gobernantes que cuando actúan al margen de los derechos humanos, no lo hacen en nuestro nombre.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario