En defensa de la vida

“Por más vueltas que le doy, no lo entiendo”, me dijo, “explícamelo otra vez”. Yo, católico practicante, me veía en la obligación de defender la postura de la jerarquía de la Iglesia e insistí: -“Se trata de defender el derecho a la vida humana por encima de todo, por eso piden en el Vaticano que ahora no se apoye a Amnistía Internacional, porque el aborto va contra la vida”. -“Pero entonces, ¿porque no se pide lo mismo con organizaciones que promueven la pena de muerte o que incluso respaldan guerras de las que se llevan millones de personas por delante? ¿Por qué no se pide dejar de apoyar empresas que matan de hambre con sus prácticas a tantos niños o a las farmacéuticas que dificultan el acceso a los medicamentos a enfermos de SIDA?” Tuve que reconocer que no tenía respuesta, que yo tampoco entendía que se pidiera la retirada de apoyos a una organización con tan larga trayectoria de defensa de los Derechos Humanos -y que tantas vidas ha salvado-. Y que no se hiciera lo mismo con otras cuya larga trayectoria es, precisamente, la de la conculcación de tantos derechos y que tantas vidas se han llevado por delante. Y no lo entendía, especialmente, porque eso no es lo que yo había aprendido de la Iglesia. Cuentan los de Amnistía que en Darfur apedrean a las víctimas de violación y que situaciones así es lo que intentan evitar. De esto es de lo que debiéramos estar hablando.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario