Ese no es El Torrejón…

… o al menos, no sólo. La imagen que transmitió el programa sobre la barriada onubense, emitido por Cuatro el viernes pasado, es como la que reflejan esos espejos de los parques de atracciones que amplían una parte del cuerpo y empequeñecen otra. Es una imagen distorsionada que finge tener la pretensión de ser un fiel reflejo de la realidad pero sólo busca generar mofa o miedo en el que la contempla. Sólo busca el espectáculo. Que es lo que da audiencia. Mucho beneficio para los accionistas de la cadena pero mucho perjuicio para los que viven allí, para los que luchan por el barrio, por los que buscan que se conozca la realidad, no la distorsión de esta, mucho daño para El Torrejón. “¡Ni una imagen positiva!” me decía un amigo. Mucho tópico, mucha impostura hacia las cámaras, mucha gracieta que los realizadores del programa han preferido a otra imagen menos grotesca. Que la hay, pero no vende.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

1 Response

  1. Anónimo dice:

    Flaco favor le estamos haciendo -también la audiencia- al movimiento asociativo de las barriadas por las que se pasean las cámaras de estos formatos televisivos, que confunden la investigación con el costumbrismo, o peor aún, con el exhibicionismo. No vale sólo con mostrar esa realidad tergiversada (y a veces hasta pagada): al periodismo serio hay que pedirle otro mensaje, porque el que aparece no es neutro, lo que busca es frivolizar los problemas. Y ya que los problemas existen, y ellos los muestran, al menos, señores, dennos las claves para interpretarlos. Una única excepción en este boom de programas de reporteros: 75 minutos, de la tv pública andaluza; podremos estar de acuerdo o no, pero se molestan en elaborar un discurso, no en fragmentarlo a los ojos del espectador.

Deja un comentario