Eso no se hace

Una cadena humana de casi dos mil personas hizo valer la postura ciudadana ante los casos de corrupción en Baleares. Sin consignas, sin pancartas: sólo la firmeza de los brazos aunados. Una cadena de dignidad que debería rodear España entera y proclamar la hartura de los ciudadanos frente a los rufianes, sean estos políticos o agentes de Medio Ambiente: los detalles de la trama de El Condado que han venido ahora a saberse no sólo indignan, es que dan pena. Habría que plantarse frente a los ayuntamientos, no sé si con los brazos unidos o en alto, para gritarles que eso no se hace, pero también para demostrar que, aunque lo parezca, todo el mundo no es igual ni la sinvergonzonería es inevitable. Que hay funcionarios que aguantan la presión y denuncian los cohechos, que hay quien vive la política con vocación de servicio. Y que muchos ciudadanos siguen defendiendo y dignificando la democracia.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario