Esquilmar la mar

La semana pasada la organización ecologista Oceana denunció la presencia de cuatro arrastreros faenando ilegalmente entre 9 y 25 metros de profundidad y a menos de seis millas de la costa de Huelva. Justo cuando ha dado comienzo la parada biológica del arrastre llama poderosamente la atención la denuncia de Oceana. Nuestros pescadores llevan años quejándose de la falta de pesca en nuestro litoral, de cómo la contaminación y las malas artes están acabando con los fondos marinos. Esta denuncia es un síntoma claro de que el sistema está fallando, las autoridades competentes se muestran incapaces de detener la pesca ilegal, de proteger el ecosistema, de preservar los puestos de trabajo de quienes respetan las normas de juego, respetan el medio ambiente y esperan pacientemente para pescar como Dios manda. Es una pena el destrozo que determinados pesqueros, que piensan más en el benficio económico que en el futuro, están haciendo. No hay peces. Nuestros pescadores tienen que salir a otros litorales, alejándose de sus familias para poder obtener la pesca que les garantice el sustento. Bastante peligroso y difícil es ya su trabajo como para que ahora, irresponsables les quiten parte de su futuro. A este paso en Huelva, pescar se habrá convertido en una actividad del pasado.

The following two tabs change content below.

Dimas Haba

Latest posts by Dimas Haba (see all)

You may also like...

Deja un comentario