Estimado don Francisco Franco

Estimado don Francisco Franco (no empleo todos los títulos de su Excelencia, que no cabrían en un correo).

Hace un año, más o menos, yo esperaba que se acabara el verano y que ganara el PP las elecciones, no porque un servidor fuera votante de esa fuerza política (servidor es rojillo, cristiano de base, sindicalistilla… vamos un mal español). Más que nada, lo que quería era poder cagarme (metafóricamente) en la madre que parió al gobierno a gusto, sin tener que pensar que en el PSOE siempre encuentra uno gente con parecidos puntos de vista a los mios. Pero todo tiene un límite. Mire usted como tienen España.

Habiéndome leído los 70 folios de la reforma laboral, tal y como la han dejado en el Congreso el PP, con la inextimable contribución de CiU (que para estas cosas son antes empresarios y luego catalanistas), me he pillado a mi mismo acordándome de Girón de Velasco y del Fuero del Trabajo, del yugo y las flechas, de la revolución pendiente nacionalsindicalista,… Lo malo es que me acordaba para bien, es decir, pensando aquello de que cualquier tiempo pasado fue mejor. Entiéndame don Francisco, es que mis abuelos hicieron la guerra en el bando republicano (los rojos, para que usted me entienda), y en mi casa no se guarda un buen recuerdo suyo (hasta el momento, un par de recortes más y mis padres seguro que acaban reivindicando su labor y memoria).

Para que se haga usted una idea de como anda aquí lo del trabajo, siga la [noticia publicada por un periódico del centro liberal, El País->http://economia.elpais.com/economia/2012/07/07/actualidad/1341679468_963085.html].

Por otro lado, si usted, don Franciso (Paco para su señora, “Paca la culona” para Queipo de Llano, “el claudillo” para un vecino francés y franquista de mis padres) levantara la cabeza se encontraría con:

– Una lápida de granito de tres toneladas, que dificultaría enormemente lo de levantar la cabeza, así que si se levanta, con cuidado.

– Que las escuelas infantiles públicas se vacían por el precio que la infefable Esperanza Aguirre les ha puesto (lo de esta señora sospecho que es una prueba que Dios nos ha puesto a muchos madrileños. Algo así como lo que en su día Dios le hizo a Job, pero en castizo y en plan cabrón). [La noticia en El País->http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/07/09/madrid/1341837195_551498.html].

– Que hay un tipo americano que quiere montar un casino y una casa de mala reputación aquí o en Barcelona, y los políticos, lejos de correrle a gorrazos, le ponen el culo, con perdón de la expresión, muy gráfica y realista, todo sea dicho de paso. [La noticia en El País ->http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/07/07/madrid/1341690621_686384.html ]
.
– Que [el IVA sube y que a los funcionarios los tendrán más horas en el trabajo-> http://economia.elpais.com/economia/2012/07/09/actualidad/1341832512_838259.html].

En fin, don Francisco, sé que usted a los suyos los dejó en una posición la mar de apañada, de manera que ni su hija ni sus nietos iban que tener que preocuparse por un crisis como ésta, o de cualquier otro tipo. Sé que usted lo dejó todo, o casi todo, atado y bien atado (que se lo pregunten al juez Garzón, que anduvo preguntando por como andaba su excelencia de salud). Pero yo le pediría que se implicara un poco, que al fin y al cabo, autonómica, tirando a indiferente en materia de Fe, seguidora de la Roja y tal, no deja de ser España. ¿Podría hacernos un favor? Por la noche, aparézcasele a Rajoy o a Aznar, deles un sustillo, acojóneles un poco, pregúnteles algo así como si han resuelto lo de Gibraltar (esto me da un poco igual, pero es para que se crean de verdad que es usted), que qué han hecho con la seguridad social y la educación pública, que qué han hecho con la peseta (esta para despistar, cómo si usted no supiera lo del euro, a ver si le explican como va a acabar lo del euro), qué es lo que van a hacer con las pensiones (así les parecerá que usted les ha leído el pensamiento, que de verdad es usted un espectro), yo qué sé, amenázeñes con volver… Vamos que pasen un poco de miedo, como el que nos hacen pasar ellos cada viernes, a nosotros.

No es mucho lo que le pido. Un pequeño servicio al país, a España.

Mandándole un saludo me despido de usted.

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario