Eternos

Los políticos de Huelva tienen una habilidad pasmosa para mantener como promesa real, palpable, inminente, proyectos que se mantienen estancados año, tras año, tras año. El problema es que, tanto a las reivindicaciones como a las promesas, las carga el diablo. Acuérdense de la campaña publicitaria emprendida por el alcalde de Valverde con aquel pastelero que se quejaba amargamente de lo largo que se le hacía moverse por la provincia al no ser autovía la N 435. Luego, con la victoria de Zapatero y la pírrica partida que los Presupuestos Generales del Estado le otorgaban a semejante obra, ya se daban por satisfechos porque “se iban dando los pasos necesarios”.

Con el aeropuerto ocurre algo similar. Entre unos y otros, y entre proyectos de viabilidad, ubicación, tamaño y demás, han venido pasando los años, hasta que nos enteramos que una empresa con nombre rústico ya ha conseguido lo que hasta ahora nos vendían como trámite lento, esto es, salir en el BOE como autorizado para continuar con el proyecto de aeropuerto.

La cara debería ponérsele colorada a más de un político cuando ve que la iniciativa privada se pone a trabajar en lo real, cuando ellos siguen vendiendo eternamente la misma milonga.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

3 Responses

  1. Andrés dice:

    las emisiones contaminantes de la aviación han crecido un 85% entre 1994 y 2004. El Panel Internacional de Expertos en Cambio Climático (IPCC), estima que el sector podría ser el causante del 15% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero a mediados de siglo. Según otras fuentes, como el movimiento Airport Watch, en el que participan algunas de las principales organizaciones ecologistas, el impacto en el clima podría ser aún mayor, al considerar que en 2030 podría ser causante de una cuarta parte de la contaminación atmosférica.

  2. gonzalo@dosorillas.org' Gonzalo Revilla dice:

    ¿Es posible colocar un aeropuerto en cada ciudad? ¿No será eso parte del planteamiento productivista neoliberal? Estamos a una hora de Sevilla y de Faro.

    • francis.2600@gmail.com' francis dice:

      Cuando la ciudadanía está dividiva porque no tiene claro que es lo mejor para todos, los dirigentes políticos, generalmente, tienen miedo de correr demasiado riesgos en sus decisiones porque sus posibles errores no van a ser comprendidos ni mucho menos perdonados. Igualmente, cuando el político tiene miedo por falta de apoyo social y duda entre lo mejor y lo de menor riesgo político, cobardemente suele optar por lo segundo.
      Cada cual que ponga nombre a los sujetos pero yo lo tengo claro. Los onubenses tenemos mucho miedo porque “aquí nos conocemos todos” y los socialistas tienen un lema desde siempre: . La presión que ejerce el PSOE, UGT, la FOE y AIQB sobre Huelva es insoportable hasta el punto que no hay verdadera libertad aunque los motivos son diversos.
      El tema del aeropuerto, como tantos otros en Huelva, es el eterno “si pero no” que van reverdeciendo cuando se vislumbran las urnas. Es cierto que alguna vez tiene que hacerse pero a pocos meses de las elecciones todo huele a promesas que no se cumpliran porque, además, hay abundantes precedentes similares lo que aumenta el descrédito.
      Yo opino que Huelva debe tener su aeropuerto porque no puede depender de que estemos a 1 hora de automóvil de dos de ellos, sino de las necesidades reales de la capital y provincia en términos de comodidad para los ciudadanos y beneficio económico para los mismos por una parte, y por otra para el comercio sobre todo de productos perecederos (pescado, marisco y fruta) a los que a la rentabilidad se une la rapidez en la entrega de estos productos en destino. Esto sin olvidar el turismo que habría que potenciar porque la Junta de Andalucía la tiene ralentizada por tener a Huelva como un basurero de Sevilla. ¿Cómo explicar si no las cuatro centrales de ciclo combinado cuando nos sobra energía producida?
      Por todo ello Huelva debe tener su aeropuerto que también se podría extender a una población potencial de Extremadura.

Deja un comentario