Euroderecho de admisión

Da miedo escribir un artículo criticando la actitud de una empresa que tiene la capacidad de impedir el acceso a un grupo de parlamentarios europeos a un terreno que es dominio público, que tiene la capacidad de desoír una sentencia de la Audiencia Nacional y los reiterados requerimientos de la Dirección General de Costas y que lleva años arrojando basura en la marisma. Pero hay que hacerlo, sencillamente, porque más miedo da observar ese paisaje lunar que conforman las balsas de fosfoyeso, porque más miedo da que esa empresa se vaya de Huelva dejando un saldo de cientos de parados y toneladas de residuos sin que nadie le exija cuentas, sin que asuma el coste de la descontaminación de la marisma sobre la que ha vertido durante tanto tiempo. Los que exijan eso pueden ser los diputados que han conocido esta particular manera del “derecho de admisión”. Habrá que esperar a que vuelvan a Bruselas.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

2 Responses

  1. Anónimo dice:

    ¿Por qué no pidieron el permiso pertinente para entrar? ¿O es que los señores de la mesa de la ría no saben que para entrar ahí hace falta tener autorización? Basta ya de tantas mentiras que sólo hacen que Huelva se hunda más a nivel no sólo nacional, sino europeo. Y luego querremos vivir del turismo…

Deja un comentario