Faldas más cortas, revueltas más largas…

Dejamos atrás algunas noticias como esta: Air Nostrum, una compañía aérea que opera en suelo español, y que prohíbe a sus azafatas el uso de pantalones, ha recortado aún más la longitud de sus faldas. Y no es una noticia recuperada del pasado, aunque lo parezca; más: el cardenal Rouco Varela ha sido reelegido presidente de la Conferencia Episcopal Española. Supera así en años e iguala en trienios al histórico cardenal de la Transición, Tarancón. Con su reelección se confirma el inmovilismo en el que parece sentirse muy a gusto la jerarquía eclesial; y hablando de avances lentos: así serán a partir de Marzo los desplazamientos por autopistas: más lentos, porque el gobierno ha reducido la velocidad a 110 kms/hora. Es una medida provisional, según el gobierno, y un poco tonta e ingenua, según algunos otros. Se sigue, en cualquier caso, sin ir al meollo de la cuestión: modificar de forma sensible el modelo de desplazamiento de personas y mercancías, en este país y en el mundo mundial.

Nos vamos a Libia: porque Trípoli sigue siendo, esta semana, el ombligo del mundo. Gadafi resiste, sitiado por su pueblo y por la comunidad internacional. Obama ya está moviendo sus barquitos en la zona, probablemente por razones geoestratégicas, y no tanto como paladín de la democracia. Cabe recordar ahora que Gadafi nacionalizó el petróleo y cerró las bases en territorio libio, y puede ser una oportunidad para reubicarse en el tablero de Oriente Medio. En cualquier caso todo es muy confuso para el ciudadano medio, que sólo alcanzamos a ver la cáscara de lo que se está cociendo por allí: demasiada información sin contrastar. Porque aunque todos deseamos que líderes como Gadafi se descabalguen del poder, también queremos que las alternativas sean mejores (ahí tenemos el ejemplo iraquí), y desmembrar un país para apoderarse de sus recursos petrolíferos no mejorará la vida de los libios, por mucha democracia que tengan. Así que habrá que estar pendientes, contrastar las informaciones y no olvidar a estos países cuando ya no estén en portada.

Y hablemos de economía, porque la mayor empresa del mundo, ExxonMobil Spain, con sede en España, ha ganado casi 10.000 millones en dos años, pero no ha pagado ni un euro en impuestos. Y traemos esta noticia aquí porque nos enseña el verdadero rostro del capitalismo: los derechos del capital está infinitamente más desarrollados y mejor protegidos que los derechos de las personas. En la práctica: hay muchas más posibilidades de que una persona termine en la cárcel por robar cobre con una furgoneta a una gran empresa, que por cobrar millonarias comisiones irregulares desde la mesa de un banco a usuarios indefensos… Y dicho esto, y asumiendo que hay más poder en el capital que en los ciudadanos, y en sus representantes ¿dónde residirá la soberanía de un país cuando su economía sea inyectada por capitales extranjeros? Sabemos que China ha estado comprando deuda española, ahora los Emiratos Árabes han invertido en nuestras cajas (también en algún equipo de fútbol), y este tipo de transacciones son cada vez más frecuentes en esta Aldea global. Así que, o reinventamos las democracias, o asumimos que nuestra cacareada soberanía se nos escurre entre las alcantarilas del capitalismo.

Y una buena noticia, para terminar, y sin salirnos de la economía: parece que la Tasa Tobin [(o Tasa Robin Hood)->http://www.oxfam.org/es/es/campaigns/health-education/robin-hood-tax] va ganando adeptos: el Consejo Económico y Social Europeo acaba de dar su impulso a la puesta en marcha de un “impuesto sobre las transacciones financieras” con un dictamen publicado el 11 de febrero. Esta tasa se aplicaría sobre las transacciones financieras. Una forma de que el capital especulativo frene su voracidad, o de que al menos pague por sus desmanes.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario