Falta de educación

Que la educación no sólo tiene que ver con la escolarización es algo que a cualquiera se le ocurre, pero está claro que empieza por ella. Precisamente porque queremos algo más que tener escolarizados a nuestros hijos, debe ser que cada curso se inicia con un severo pulso entre la tacañería de la Junta y las necesidades de los padres y los centros, que reclaman siempre más profesores, más recursos… Es fastidioso, pero al fin y al cabo buena señal, porque significa que la educación sí nos importa, y quizás sea uno de los pocos factores capaces de movilizar a la sociedad cuando se la ve en peligro. Supongamos ahora que no haya escasez de medios, ni demandas de los padres, sencillamente porque no existe educación: chavales sin escolarizar que trajinen por las calles buscándose la vida, educándose en ella, o maleducándose con toda probabilidad. No es una hipótesis, sino la triste realidad de 114 millones de niños en todo el mundo. Los objetivos del Milenio plantean como una prioridad que antes del 2015 todos los niños y niñas puedan terminar un ciclo completo de educación primaria. Y porque nos importa la educación, aunque no se trate de la de nuestros hijos -y justamente por ello-, vamos a movilizarnos para exigir que este Objetivo se cumpla. Sin excusas.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario