Felicidades

Nació hace cuarenta y pico años, perdió pronto a su madre, su padre la maltrataba, se enamoró de un hombre enganchado, por despecho ella tambien acabó hundida en el mismo pozo -creyó que era fácil salir de ahí-, olvidó su dignidad Dios sabe dónde, acabó en la cárcel y cuando había dicho “basta” le diagnosticaron un tumor.
Con una historia así la mayoría de nosotros no habría sobrevivido. No sé qué sería de nosotros con una historia así. Ella, en cambio, ha decidido luchar, “porque soy feliz” me decía el otro día, “porque estoy enamorada y porque quiero vivir”, añadía. Y con esa fuerza afronta la operación que se le viene encima, el difícil acceso a lo que llaman “el mercado de trabajo”, afronta el amor con barrotes por medio y un juicio por delante en el que espera que el juez tenga en cuenta que ya ha vuelto a encontrar su dignidad. Y a veces tiene remordimientos porque se siente deprimida, pero casi siempre suelta una sonora carcajada y cuenta algo que hace sonreir a los que están alrededor.
Encontrarse con alguien así es un lujo sólo reservado para los que están dispuestos a saltar la frontera que divide sociedad “normalizada” de sociedad “excluida”. Hay motivos para felicitarla más allá de la celebración de su cumpleaños, pero por esto también: felicidades.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario