Felipe González

Sustituir al presidente del Consejo de Participación de Doñana que se atrevió a mostrar su disconformidad por la construcción del oleoducto -una obra que puede dejar muy tocado el entorno del Espacio Natural- por un “buen amigo político” del mayor valedor del proyecto de la Refinería de Gallardo -el expresidente de la Junta de Extremadura, Rodríguez Ibarra-, es toda una declaración de intenciones. El Gobierno Andaluz ha eliminado de un plumazo un escollo a la puesta en marcha del oleoducto sustituyendo un biólogo que empezaba a ser molesto por un abogado cuyo mayor mérito es haber usado el Parque de Doñana como lugar de veraneo mientras era Presidente del Gobierno. A lo mejor nos equivocamos y resulta que es verdad esa declaración de intenciones que hemos podido leer en la que que dice que lo más importante va a se la protección de Doñana. Queremos creerle, desde luego, pero nos cuesta.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario