Flotilla de la Libertad

No es fácil que el mundo vea y escuche más allá de lo que nos quieren hacer ver y escuchar. Cada día existe una gran maquinaria informativa y comunicativa que se dedica a pintarnos el panorama del color que les interesa, contándonos diariamente mentiras, mezcladas con medias verdades y todas ellas aderezadas con una gran dosis de factores basados en el miedo y la especulación.

Cuando yo era chica, El Telediario duraban 30 minutos justos, en él se hacía una síntesis de las noticias más relevantes. Hoy en día los Informativos duran más de una hora, además tenemos miles de canales a través de los cuales estar al día con respecto a las noticias en el mundo entero, y sin embargo, si uno no pone de su parte y no se esfuerza en trascender lo que los grandes medios les hace llegar, puede estar tan desinformado como hace más de 30 años. No es fácil visibilizar aquellas injusticias que no interesa sean públicas, y mucho menos, que se llegue a saber los verdaderos motivos que las generan. No es fácil desconfiar de quienes dicen trabajan para contarnos la verdad.

Estos días mientras España no sabe hacer otra cosa que compararse con Grecia y a los medios les falta espacio para ofrecer coloquios especuladores sobre lo que ha pasado, pasa y pasará, por las aguas del Mediterráneo rumbo a Gaza avanzaba una Flotilla de 4 barcos. La Flotilla de la Libertad III, trasportaba paneles solares y ayuda médica, además de 50 activistas(parlamentarios, representantes de movimientos sociales y periodistas) de 18 países que buscaban poder dar cobertura mediática al asedio que el ejercito israelí mantiene por tierra, mar y aire sobre el pueblo palestino. Pero la flota no pudo llegar a su destino. Fueron interceptados y desviados hacia puertos israelíes, mucho antes de tan siquiera acercarse a la costa.

Por parte de Netanyahu, el presidente de Israel, una misiva para los activistas: “Si realmente estuvierais interesados en los derechos humanos no navegaríais en solidaridad con un régimen terrorista que ejecuta a residentes de Gaza sin juicio y utiliza a sus residentes como escudos humanos”, en referencia al movimiento islamista Hamás. Pero nada más lejos de la intención de esta flota. Hace ya mucho tiempo que esto dejó de ser cuestión de bandos. Quiénes son los buenos y quiénes son los malos es difícil delimitarlo cuando lo que se pretende es ganar a costa de un exterminio, lento y cruel para con el pueblo civil.

Irónicamente doloroso que Israel con su historia se preste a esto.

The following two tabs change content below.

Carmen Murillo

Latest posts by Carmen Murillo (see all)

You may also like...

Deja un comentario