Fosfoyesos radiactivos, ¡ahora los descubren!

Este “descubrimiento” pone de manifiesto la necesidad ineludible de descontaminación de las marismas, catalogación, inertización y/o encapsulado de los diferentes residuos, contra la tendencia unánime de los expertos de enterrarlo todo y transferir la herencia tóxica a las generaciones futuras.

Cuando en marzo de 1998 Ecologistas en Acción, realizó, con apoyo técnico, las primeras mediciones de radiactividad en las balsas de fosfoyeso, la zona en cuestión estaba ocupada por yesos negros superficiales. Los valores obtenidos entonces oscilaban entre 6,5 y 7,8 microsievert/hora, más de 50 veces el máximo permitido por la directiva comunitaria. Como respuesta, el Consejo de Seguridad Nuclear, en junio de ese mismo año, encarga la elaboración del informe “Revisión de la situación radiológica en la zona de vertidos de la industria de fosfatos de Huelva”, y se apresura a tapar la zona con la aportación de tierra vegetal y la siembra de arbolitos.

Después de 13 años, hemos realizado muchas más mediciones, con técnicos especialistas, con medios de comunicación o con diferentes colectivos interesados. Muchas de ellas han sido en zonas ocupadas por los recién hallados “yesos negros”. En todas hemos tomado las necesarias medidas de protección. El CSN, por su parte, ha olvidado los datos del informe que entonces encargó al Ciemat, que concluía con valores de radiactividad que a fecha de hoy, con la directiva comunitaria Euratom 2000, más restrictiva, superan, en los seis puntos de muestreo, los valores máximos admisibles para el público en general. El CSN se remite ahora a informes a la carta, elaborados por la Universidad de Sevilla, que garantizan la inocuidad radiactiva de las balsas.

[Seguir leyendo->http://ecologistasenaccion.org/article21009.html?utm_medium=twitter&utm_source=twitterfeed]

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario