Fosfoyesos radiactivos

La Comisión Europea ha abierto una investigación sobre la contaminación de Huelva. Tras una denuncia de Greenpeace, Bruselas ha admitido a trámite la petición y estudia declarar las balsas de fosfoyesos como instalación radiactiva. Uno siente que en estos casos sí tiene sentido ser europeos. Lo que no se ha logrado en España se ha conseguido en Europa. Muchos años se lleva denunciando la peligrosidad de las balsas de fosfoyesos, el riesgo que para la salud de las personas suponía tener cerca residuos radiactivos –ahí están las tasas de cáncer o las alergias- y siempre se ha contestado dando largas al asunto. Las empresas que han contaminado siguen haciéndolo. Mientras tanto las organizaciones ecologistas son silenciadas o vilipendiadas, cuando no acusadas de querer acabar con el empleo en Huelva, una excusa como otra cualquiera para que los de siempre sigan enriqueciéndose. Ahora les toca a las autoridades españolas implicadas ponerse manos a la obra y empezar a trabajar para solucionar la catástrofe que supone tener a un paso de la ciudad un cementerio radiactivo. La salud y el medio ambiente de Huelva están esperando.

The following two tabs change content below.

Dimas Haba

Latest posts by Dimas Haba (see all)

You may also like...

Deja un comentario