Fragmentos

Medio minuto. Eso es lo que tardo en recoger la prensa. Algunas veces, sobre todo los domingos, se forman improvisadas tertulias alrededor del quiosco. Y además del periódico uno se lleva para casa fragmentos de esas tertulias. Hoy las portadas hablaban del asesinato de la chiquita sevillana, y los comentarios giraban sobre eso: no hay derecho, hace falta mano dura, cadena perpetua… Fue creciendo el tono, y uno de ellos se marchó vociferando que “con una dictadura se acababa todo esto”. El señor vociferante rondaba los cuarenta, así que no pilló mucho del franquismo, pero tal vez piense que entonces no había crímenes pasionales. En cualquier caso, hay una dictadura sutil, que se nos está inoculando en fuertes dosis entre las rendijas de nuestras libertades. Es muy eficaz para gobernar, para tenernos bien atados, como herramienta de control social, para justificarlo casi todo: es la dictadura del miedo.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario