«Fronteras»

Las fronteras son esas líneas imaginarias en las que un Estado deja de serlo. Estamos en un mundo globalizado, así que sería lógico pensar que las fronteras se están diluyendo, que los continentes vuelven a unirse en una nueva Pangea. Pues va a ser que no, al contrario: hay algunas, como la de España con Marruecos, o la de Estados Unidos con México, que se están alzando, blindando, militarizando. Paradojas del mundo moderno. Hay fronteras trazadas con escuadra: rectísimas y absurdas. Hay algunas que cayeron: la que separó Berlín durante años. Otras que permanecen, como un homenaje a la estulticia: la que está entre las dos Coreas. En cualquier caso, casi todas las fronteras están manchadas de sangre: somos animales territoriales, seguimos siéndolo después de siglos de evolución. Incluso en la pequeña escala: los pleitos por la lindes son frecuentes y feroces. La Pangea queda, pues, bastante lejos. De momento parece que nos tira más el desencuentro que la posibilidad de construir un mundo más entrelazado, sin tantas rayitas divisorias, sin tantos muros y alambradas, descubriendo y afianzando nuestra identidad desde la acogida, y no desde el enfrentamiento y la agresión. No podemos adentrarnos en este siglo con una mínima solvencia sin reformular nuestra actual forma de entender las fronteras.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario