«G8»

Estas sigla presiden las reuniones de una especie de selecto club. Son, supuestamente, los países más poderosos de la tierra: Estados Unidos, Rusia, Alemania, Reino Unido, Francia, Japón, Italia y Canadá. Aunque habría mucho que discutir sobre, por ejemplo, la ausencia de China, o Brasil, incluso España. Pero bueno: no deja de ser un club privado y ejercen su derecho de admisión. Lo cierto es que este club ejerce una incisiva influencia en el mundo: son una suerte de jugadores de monopoli, jugando a comprar y vender todo lo que pillan a su alcance. Se reúnen una vez al año, en algún lugar remoto, lejos de manifestantes incómodos, y allí hacen sus negocios: ajustan las políticas agrarias, las subvenciones que vienen y van, hablan de aranceles y fronteras, deciden invertir aquí o allí. El G8 no es democrático ni nada parecido, aunque lo forman países democráticos. Es sólo, ya digo, un club privado. Hay instituciones, como ésta, que sería bueno que desaparecieran cuanto antes: son alianzas mercantiles hechas por gobiernos. Son negocios sucios cerrados a espaldas de la ciudadanía.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario