Globos de colores

Tras años acudiendo al mismo pueblo de vacaciones, a la misma playa, a la misma casa alquilada, el hijo preguntó por primera vez: ¿mamá, porqué todas las veces vende globos esa mamá con sus hijos? Y la madre se quedó sin voz, encogida, tras enfocar el rostro cansado de esa otra mujer, oculta durante años tras globos de colores atados al mismo carrito. Y la madre, pequeñísima, sintió miedo de que alguna vez creciera la indiferencia en los corazones de sus hijos, y se atrevió a soñar en educar a personas críticas, participativas, austeras en el consumo y justas. Y empezó a hablar con sus hijos de lo que ocurría a su alrededor, y desertó de la pantalla grande que sólo irradia éxito y poder. Y así, tan llenos, se acercaron a comprar globos de colores, y pudieron conocer el porqué de su tristeza. Y ella, tan pobre, tan oculta, encontró humanidad en aquella familia que veraneaba por allí.

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario