Grano y paja

Se celebra la cumbre de las empresas químicas en Huelva y se lanzan al aire consignas sobre la generación de beneficio y la viabilidad de los proyectos. Pero si leemos entre líneas las informaciones publicadas se ven las mismas contradicciones a las que asistimos los ciudadanos. El 40% del pastel de los beneficios lo copan el refino de petróleo y el gas. No hay que ser un analista financiero para ver dónde se invierte en la actualidad; hay que cruzar el Tinto para ver las grúas, las contratas y los puestos de trabajo. El problema es que el trasporte y distribución del gas no es más que eso, un trae de aquí que me lo llevo allí. Son falsas las consignas de que Huelva no quiere a la industria, sobre todo cuando son dichas por personas que, o no viven aquí o su vinculación con esta tierra es circunstancial y pasajera. Pero la gente sabe de sobra qué industria sobra, qué industria se cae obsoleta, cual es carne de deslocalización, cual tiene vocación de continuidad, cual se hace presente en lo social. Distinguir es decidir y también dejar en entredicho.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario