Guerras del agua

Agradezco a los trabajadores de Aguas de Huelva que hayan ido más allá de su propio problema laboral. Les felicito por tener claro que la venta de la mitad de la empresa no es sólo una amenaza para los empleados, sino para todos los onubenses; que las iniciativas contra la privatización debería liderarlas una plataforma ciudadana, y no sólo el comité de empresa; y que partan de la base de que el agua es un derecho, no una necesidad (aunque también recaudatoria, por lo visto), porque los derechos ni se compran ni se venden. Dicen que el agua será en este siglo lo que fue el petróleo en el pasado, un bien que determinará la riqueza de las naciones y provocará muchos conflictos. A nivel local esas guerras del agua empezaron ya hace tiempo. Los empleados son daños colaterales –ahí están los de la mancomunidad del Condado que se han quedado sin empresa-, pero el verdadero blanco somos todos los ciudadanos.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario