Hambre multinacional

La macroeconomía es un área de nuestro sistema social al que se le presta muy poca atención desde la mayoría de ciudadanos pero que, lo queramos o no, rige nuestros destinos. El problema es que para cuando nos hemos enterado de las grandes decisiones ya es demasiado tarde y pocas veces existe la vuelta atrás. El problema de la alimentación, del que hoy celebramos su día, es uno de esos temas en los que las reglas del comercio internacional imponen una lógica que no se corresponde con la lógica que nosotros podríamos aplicar para acabar hoy con el hambre en el mundo.

Los retos de futuro dan una vuelta más de tuerca. El tema del cambio climático ha generado una huida hacia delante en los países desarrollados, que son los que más contaminan, buscando a toda costa alternativas al petróleo en los biocombustibles. La idea es positiva si no fuera porque por el camino el precio de materias primas como los cereales se han disparado, elevando el precio del resto de productos de la cadena alimentaria.

Hace tanto tiempo que en España pensamos que la comida es sólo un problema de costes, oferta y demanda, que nos hemos olvidado de que, aun hoy, en la mayor parte del mundo, supone la batalla cotidiana más dura para millones de personas y dejarlo en manos de multinacionales es una irresponsabilidad. Contra el hambre, ¡presionemos!

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario