Hijos de Don Quijote

He conocido a una persona a la que le ha “tocado” otra lotería. Había entrado en el sorteo de una de esas viviendas del Ayuntamiento y, tras varios años de espera, por fin le había llegado su hora; me alegré de la noticia, evidentemente, pero me quedé pensando en los perdedores. Algo debe estar fallando cuando tenemos que recurrir a un medio tan “cutre” como una rifa para hacer efectivo este derecho constitucional. Vivienda y empleo son derechos básicos si queremos una sociedad justa y equilibrada, pero vamos comprobando que no siempre van de la mano del progreso. Lo saben bien los franceses que tienen ya casi un millón de personas en la calle, pero allí algo está cambiando y huele a primavera, a un nuevo mayo. Son los llamados hijos de Don Quijote, un movimiento casi espontáneo con más de once mil afiliados que reclaman soluciones para las 934.000 personas sin casa y que viven en la indigencia en el país. Lo genuino es que no están pidiendo solución a sus propios problemas de falta de vivienda (cosa perfectamente legítima) sino una respuesta justa a los más pobres de la sociedad. Por lo pronto ya han conseguido un compromiso serio de su gobierno. Y puestos a soñar, puede que pronto tengamos en Huelva a los nietos de tan ilustre Hidalgo. proyecto@dosorillas.org

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario