Hostigamiento, intimidación y trato vejatorio a trabajadoras del sexo en Barcelona.

“Las entidades que conformamos la Plataforma Trabajo Sexual y Convivencia, denunciamos:
 
El hostigamiento constante, la intimidación directa y el trato vejatorio que están ejerciendo los cuerpos de seguridad sobre las personas trabajadoras del sexo en la ciudad de Barcelona.

Las acciones represivas dirigidas a las personas trabajadoras del sexo se están llevando a cabo ya desde hace tiempo e, infelizmente, no resultan novedosas. Las entidades que nos hacemos eco de estos abusos, llevamos un historial de denuncia constante frente estas acciones.  
Consideramos que la puesta en marcha de la Ordenança de Mesures per Fomentar i Garantir la Convivència ha permitido legitimar las actuaciones discriminatorias, que ya se venían realizando, con un solo objetivo, erradicar la prostitución en el espacio público. Esta política se traduce en un acoso constante a las personas trabajadoras del sexo apoyado por diferentes mecanismos legales como su situación migratoria y la arbitraria aplicación de una Ordenanza ambigua que permite y avala la legitimación de la violencia. Estas actuaciones se han ido reforzando, encontrando una impunidad mayor hasta llegar a niveles insostenibles de violación de los derechos humanos.
Hasta la fecha de hoy, la aplicación de la Ordenanza nos confirma que se trata de una herramienta de legitimación de esta política de erradicación porque  ni tan siquiera se tiene en cuenta los presupuestos en los que se basa, es decir, la compatibilidad o incompatibilidad del espacio público donde se sanciona.  Simplemente se sanciona la presencia de un estereotipo de mujer sin prueba del incumplimiento de la normativa.

Del mismo modo podemos denunciar que esta falta de rigurosidad  en la aplicación de la Ordenanza, se realiza durante un período denominado de ?tolerancia?, pactado internamente por el propio Ayuntamiento, en el cual desde la Regidoria de Dona i Drets Civils , se pretendía llevar a cabo un trabajo informativo antes de la intervención de la Guardia Urbana tal y como está prevista en la Ordenanza. El incumplimiento de este pacto interno nos confirma las intenciones ya mencionadas.

Las personas trabajadoras del sexo se encuentran indefensas frente al acoso. La negación sistemática de sus derechos ha erado y acentuado un clima de miedo y de indefensión lo que las han llevado a una actitud pasiva ante la violencia. En este contexto una denuncia jurídica por parte de ellas es improbable. Desde las entidades dudamos incluso de la protección que podamos ofrecer a quien se atreva a denunciar.

El ?empoderamiento? de la Guardia Urbana en detrimento de un colectivo, ya de por si desprovisto de derechos y fragilizado, está teniendo repercusiones nefastas e irreversibles en la vida de estas personas.

La regularidad del acoso y la sistematización de las medidas represivas constantes demuestran además que existe un programa de acción determinado por los poderes políticos y llevado a cabo por los responsables de los cuerpos de seguridad a través de sus efectivos. Denunciamos y reclamamos la responsabilidad política ante esta situación.
Algunas de las acciones llevadas a cabo por la Guardia Urbana desde el día  que entró en vigor la Ordenanza ? 25 de Enero de 2006:

– 25 de Enero de 2006 , 00:20 de la madrugada, zona de Glories:   la Guardia Urbana entregó el primer aviso a una mujer con el siguiente título: Información con motivo de la utilización del espacio público por  conductas o actividades no autorizadas , a una de las mujeres  sin una explicación de qué supone dicho aviso. Se limitaron a solicitarle los datos personales y a hacerle entrega del documento de aviso con sello del Ayuntamiento.

– 25 de Enero entre las 17:00 y las 19:00, zona de Ronda Sant Antoni: la Unitat Territorial del Eixample de la GU entrega el aviso a varias mujeres de nacionalidad rumana y búlgara. En nuestro archivo hemos recogido hasta el momento 4 pero tenemos conocimiento de una docena más de advertencias que esperamos recoger durante estos días. De nuevo la explicación de qué supone dicho documento no se realiza, no se verifica que la norma que se supone se está incumpliendo, se está relizando y su entrega va acompañada de acciones vinculadas a extranjería.

– 26 de Enero entre las 15:30h y las 16:30h , Calle San Ramón y alrededores: la intervención de la GU continua de forma desmedida. Las mujeres por miedo al uso arbitrario de la Ordenanza permanecen dentro de los bares. Los agentes llaman las hacen salir de los mismos. Les solicitan la documentación y aprovechan para advertirles que no deben seguir en ese espacio con frases como: ?No te quiero ver por aquí?, ?Quiero verte andando hasta que se te desgasten las suelas de los zapatos? y ?Os quedan 4 días? . En esta actuación se llevan una mujer de nacionalidad rumana al centro de internamiento de la Verneda para que sea identificada.

– 26 de Enero por la noche en la Zona de Arco de Triunfo: se entrega el aviso por parte de  los agentes municipales. Una de las mujeres que recibió el aviso solicitó que constase en el mismo, una dirección de  notificación, que actualmente se hace cargo de la recogida  de notificaciones (Ambit Dona C/Sant Rafael, 16) alegando, entre otros motivos, un futuro cambio de residencia. La GU no atendió a la solicitud de la mujer.

– El 26 de Enero sobre las 22:00, zona Sant Ramón: diferentes entidades que conformamos la Plataforma Comunitaria recibimos llamadas telefónicas de mujeres desesperadas por la actuación desmesurada de la GU. Además de repetirse, como en días anteriores, la llamada intimidatoria y persistente para salir de los bares donde se encontraban, las introdujeron en un furgón de la GU, una a una, para su ?cacheo?. Igualmente, a raíz del control de extranjería que acompañan siempre estas actuaciones, se detuvo a una mujer de nacionalidad rumana.

– Esta misma noche otro grupo de la Guardia Urbana estuvo interviniendo en la Zona de Ronda Sant Antoni. Estuvieron presentes entre las 23:00 y las 1:00 de la madrugada. Las actuaciones fueron pedir documentación y dar la orden que se fueran para su casa .

– 27 de Enero por la mañana en la Zona de la C/San Ramón : varios agentes de la Guardia Urbana repiten a toda mujer que se encuentran: ?No te quiero ver por aquí? . ?La prostitución hay que redimirla? Esta es la información que se les da a las mujeres sin otra explicación. Ya se expidieron multas a mujeres que, previamente, no habían recibido el aviso pertinente.

En alguna de estas intervenciones de la Guardia Urbana han estado presentes las Educadoras contratadas por el Ayuntamiento, ante cuya presencia, los agentes han continuado realizando su trabajo aunque cuidando sus modos.  
– 29 de Enero en San Ramón ? 2 mujeres y sus parejas (no comercial) recibieron una multa cuando estaban tomando un café en uno de los bares de esta zona.

Las fuerzas de seguridad no solamente incumplen la Ordenanza además acosan, coaccionan y vulneran los derechos civiles de las mujeres que ejercen prostitución.
A continuación presentamos algunos relatos de las actuaciones realizadas desde la aprobación de la Ordenanza que miembros de la Plataforma pudieron como Observatorio recoger.

?En el bar me hicieron pasar al baño y me desnudaron, me revisaron. Yo tengo papeles así que me dejaron ir después de un rato. Cuando me iba a casa la Guardia Urbana me pregunta a donde voy y me llevan a la Comisaría de la Rambla, me hicieron muchas preguntas, en rumano, me dijeron que si no les mostraba mi casa iría a La Verneda, los dejé venir a mi casa, no sabía qué hacer.?

– Mossos de escuadra en colaboración con Guardia Urbana
Carrer Sant Ramón: ?Estábamos en el café y un guardia urbana nos dice que salgamos, nos pidió los documentos. No entendí por qué, yo estaba tomando un café. A mi compañera se la llevaron a la Verneda y a mi me dijeron que no querían verme por ahí.?

– Guardia Urbana. Carrer Sant Ramón:?Qué camine, me dicen que camine, que gaste la suela de los zapatos.?

– Guardia Urbana. Carrer Sant Ramón: ?Un policía me hizo entrar al bar y me cacheó, me tocó las tetas y me metió la mano en las bragas y también adentro, dice que buscaba drogas, yo le dije que no tenía nada. Me dijo que él podía hacer lo que quería, que era jefe. Me trató así porque sabe que soy prostituta.?

– Guardia Urbana. Carrer Sant Ramón: ?Estábamos sentadas en un banco de la Plaça del pes de la palla y con cuatro motos de la policía nos rodearon y nos pidieron la documentación, me dijeron que nos fuéramos, éramos 3 chicas, estábamos sólo hablando?.

– Guardia Urbana. Ronda Sant Antoni: ?Un policía me dijo ?me ocuparé personalmente que te expulsen a tu país?  si volvía a verme.

– Guardia Urbana. Carrer Sant Ramón: ?La policía me dio un papel y después pasaron y me pusieron una multa, me revisaron el bolso y me quitaron el dinero del monedero. Otra chica me dijo que lo vio todo y que a ella también le dieron un papel y le dijeron que si la volvían a ver la multarían y le quitarían el dinero que tuviera?

– Guardia Urbana. Ronda Sant Antoni: ?Estaba caminando, siento que me llaman, era la policía. Me dieron un aviso y mientras me iba a casa sentía como decían que me siguieran, recién cuando llegué a Ramblas con c/del Carmen me dejaron de seguir?

– Guardia Urbana. Ronda Sant Antoni: ?Con mi amiga íbamos a tomar un café con unos amigos, antes de entrar al bar nos multaron, dicen que ofrecíamos servicios sexuales, no es verdad, estábamos en la puerta del bar. Claro que somos prostitutas pero no estábamos trabajando.?”

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario