Huelva, contra la pobreza

Hoy veremos en todos los espacios informativos referencias al Día Internacional de Lucha Contra La Pobreza. Escucharemos cifras escandalosas, nos abrumarán con imágenes de niños desnutridos al borde de la muerte y, probablemente, nos recuerden que aquí, en el norte rico, también hay cada vez más gente pobre. Pero ojo con que nos cifren la cabeza con datos sobre miserias; las cifras ayudan a eludir la realidad y a mirar hacia otro lado. Incluso hace poco han querido engañarnos diciendo que la pobreza extrema se había reducido, con datos de 2008 nada menos (el año de inicio de la crisis). ¡Mentira! Por desgracia, todos los días del año mueren niños por malnutrición; por desgracia, todos los días del año se constata el gran fracaso de la humanidad y, por desgracia, la pobreza no para de crecer.

Personalicemos la denuncia, elijamos un nombre (Pablo, Ramón o Luci) y pongámosle un rostro; él, ella, ha muerto hoy entre espantosos dolores de barriga. Y desde el dolor compartido, o desde la propia situación de pobreza y exclusión, podremos entender con más motivos la doble convocatoria que hoy plantea la Plataforma Pobreza Cero de Huelva: a las 7 de la tarde, en la plaza de las Monjas, invitan a la ciudadanía onubense a gritar y conjurarse contra la pobreza. Y un rato antes, a las 5, en el museo provincial, ONG y movimientos sociales podrán debatir sobre su papel en tiempos de desesperanza y recortes. Dos caminos -denuncia y compromiso social- más vigentes que nunca para intentar tumbar un sistema ideológico y político que está provocando estragos sobre la pobreza. Y si nos cuesta creerlo miremos a nuestro país, a nuestra ciudad; es fácilmente constatable.

La principal causa de la pobreza sigue siendo el reparto desigual de la riqueza. Occidente derrocha alimento a la par que la obesidad infantil empieza a ser una epidemia en nuestras calles; las ONG denuncian cómo en los países empobrecidos la tierra productiva se concentra en manos del capital extranjero; Eurostat nos explica que en España la diferencia adquisitiva entre los más ricos y los más pobres ha crecido 5 veces por encima de la media europea. Desde esta perspectiva tan sencilla podremos también comprender que el camino para cambiar el mapa de la miseria pasa por repartir, dejar de robar y dejarlos crecer. Sólo con que se compartiera el 0,7% del PIB de España y el 0,7% de las rentas de todos los ciudadanos seríamos líderes en la lucha contra la pobreza.

Hay que huir del victimismo culpable del “habéis vivido por encima de vuestras posibilidades” al compromiso activista de “vamos a cambiar esta realidad”. Ciudadanos y organizaciones sociales estamos llamados a hacerlo, y más cuando el potencial de lucha es más fuerte que nunca. Reparto, justicia, compromiso y esperanza.

The following two tabs change content below.

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

Latest posts by Andrés García (see all)

Andrés García

voluntario de 2Orillas, participa de la columna de prensa "La otra orilla" y del programa de radio "Señales de Humo"

You may also like...

Deja un comentario