Huelva-Zafra, vía muerta

Mientras los grandes partidos se arrojan los trastos a la cabeza sobre AVES y aeropuertos, la línea Huelva-Zafra corre el peligro de desaparecer tal y como la conocemos en la actualidad. Izquierda Unida ha levantado la liebre de la denuncia y la Delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, ha dicho que no se va a eliminar que sólo se va a racionalizar, y ya saben nuestros lectores que cuando la derecha habla de racionalización quiere decir desaparición. Por tanto hay que estar alertas ante posibles desmanes y evitar a toda costa, o a toda vía, que eliminen esta línea, que dejaría incomunicados a muchos pueblos del Andévalo y de la sierra de Huelva, dejándolos al albur del transporte por carretera, ya sea público o privado.

Noticias así son las que de verdad nos hacen entender lo poco que les importa a nuestros dirigentes, no sólo la comunicación vital de pequeños municipios, sino la cuestión ecológica. El ferrocarril es un medio de transporte seguro, limpio y barato, menos contaminante que el transporte por carretera. Cuendo hablamos de ferrocarril parece que sólo existe el AVE y no tenemos reparos en eliminar líneas de cercanías o media distancia que generan actividad económica en la provincia de Huelva, o en cualquier otro lugar. Si en vez de dar la lata con el aeropuerto pusiéramos en funcionamiento una línea férrea que uniera la capital con la costa ¿no ayudaría eso al turismo mucho más que el dichoso aeropuerto o el ya cansino AVE? Bastaría con ampliar los horarios del tren Huelva-Madrid y crear una red de cercanías y media distancia que lleve a los potenciales visitantes de nuestra ciudad a la costa, a la sierra o al condado. Eso se llama turismo sostenible, pero seguimos potenciando medios de transportes más contaminantes y más peligrosos y eliminando medios de transportes mucho más “racionales”.

La estafa de la crisis y el no hay dinero están sirviendo como excusa para todo, cuando en realidad lo que se está haciendo es la política neoliberal que siempre se ha realizado. Una política que ignora el cambio climático, el deterioro del planeta, una política a la que importa un bledo la contaminación medioambiental y en la que priman los intereses empresariales privados por encima de los intereses de la ciudadanía. Si finalmente se confirma la desaparición de la línea Huelva-Zafra será una mala noticia para Huelva. Aún estamos a tiempo de evitarlo.

The following two tabs change content below.

Dimas Haba

Latest posts by Dimas Haba (see all)

You may also like...

Deja un comentario